domingo, 29 de septiembre de 2013

EL PRINCIPIO 90/10

Principio 90/10 Este principio, cuyo autor es Stephen Covey, me parece realmente interesante y muy cierto. Yo diría que: la vida es un 10% lo que haces y lo que te pasa, un 90% cómo te lo tomas. Creo que es lo que ha estado fallando mi vida. No me he tomado lo que hago y lo que me pasa todo lo bien que podría. Si me paso todo el día en el trabajo me agobio, no sé qué estudiar porque no tengo el tiempo que querría y me deprimo, deprimida discuto con mi chico porque no encontramos la forma de adaptar las necesidades de cada uno y me amargo y todo esto lleva a un estado de pufff. Pero si cambio la forma en que me lo tomo, gracias a mi trabajo dispongo de derecho a paro, más experiencia y algo de dinero para poder seguir estudiando, y gracias a eso ahora mismo estoy estudiando Técnico Superior de Atención Temprana, y gracias a que estoy estudiando algo nuevo siento estoy aprendiendo más de algo que me apasiona, y gracias a que crezco en conocimientos, estoy más positiva y cedo algo más con mi novio, que a su vez cede y me deja algo más de tiempo libre para poder seguir con mis estudios y todo esto me lleva a pensar que todo va bien. Otro ejemplo del poder de cómo te tomas lo que haces y lo que te pasa, lo tengo muy cercano a mí, mi hermano se decidió y terminó con su relación. El detonante ha sido descubrir que ella jugaba a dos bandas, leer conversaciones en las que ella hablaba con sus amigas de que le gustaba otro pero que el chico pasaba de ella, conversaciones con el chico en las que hablaban de lo bien que se lo habían pasado en un viaje, que llevaba conociéndolo desde septiembre y nunca dijo nada, le decía que tenía frío y quería calor, le hablaba fatal de la novia del chico para que la deje, que a ella le gusta él… todas esas lindezas son las que me hacen pensar que esta chica tiene algún problema psicológico. Ver cómo le da un ataque de ansiedad y llora desconsoladamente mientras lo sigue negando todo (aunque gran parte de las pruebas son de su móvil) me sabe a poco para cómo me gustaría verla. Una vez más, el diablo se vistió de ángel y se ha descubierto. Pues bien, mi hermano, lejos de deprimirse y llorar por los rincones, piensa en positivo, sale con sus amigos de fiesta sin que lo controle (que era una barbaridad), hace nuevas amistades (antes tenía prohibido hablar con chicas, ella cuando ha visto que ya lo hace le ha enviado un mensaje diciendo que siente vergüenza de su comportamiento), va más al gimnasio (que antes no podía ir todo lo que quería porque a ella no le gustaban “esas cosas” y no quería que cogiera algo de músculo), queda con sus amigos los sábados para jugar al fútbol y un largo etcétera que hace que sea MÁS FELIZ. ¿Por qué? Lo que suele pasar es que se piense que la vida es una mierda pero no, él se ha librado de que su vida sea una mierda gracias a que ha podido abrir los ojos a tiempo y, ahora, podrá disfrutar de todo lo que le queda por venir, que no es poco. Creo que la positividad es esencial para ser feliz, conozco a personas que siguen adelante a pesar de los palos que la vida les da con una sonrisa, aunque la vida se haya ensañado con ellas, personas que tienen el coraje necesario para salir adelante. Conocer a una de esas personas es de lo mejor que te puede ocurrir, transmiten alegría, buen humor, energía y “ganas de comerte el mundo”, de esas personas es de quien se debe aprender a vivir la vida, no ha dejar que se pase por delante. PD: Al final, me disfracé de Campanilla. Publicado por Dulce yo en 07:45 Enviar por correo electrónico Escribe un blog Compartir con Twitter Compartir con Facebook Etiquetas: felicidad 1 comentario: Esperanza3 de marzo de 2013 07:57 Hola Dulce, yo también soy de esas personas que ven el lado positivo de las cosas, lo he aprendido de mi padre, que a sus 80 años ( los cumplirá en abril, si Dios quiere ) es todo optimismo, y ganas de hacer cosas, todos los días dedica un buen rato a ver los mensajes que le mandan sus amigos por e- mail, y disfruta de sus nietos y de todo lo que le pasa. Me relaciono con gente mucho más joven que yo, con las mamás del cole de Laura a las que les saco de 10 a 15 años, y me da pena, ver que no disfrutan de la vida, yo las llamo "doñas tristonas", a todo ven el lado negativo, aunque sea la parte más pequeña de lo que les pasa, en vez de fijarse en todo lo positivo que les aporta Te animo a que sigas con esa actitud, y que veas lo positivo hasta en lo que parece que es muy negativo, siempre se puede sacar alguna cosa buena de lo que nos pasa, es cuestión de buscarla y apoyarnos en ella. Besos Responder