martes, 11 de agosto de 2009

El propósito de ser feliz.

El propósito de ser feliz
Es prioridad hacer lo que está a nuestro alcance para lograrlo

Escrito por: KEDMAY T. KLINGER BALMASEDA (klinger_psicología@yahoo.es)
Insisto en que sí es posible ser felices en este mundo. Es tarea prioritaria hacer lo que está a nuestro alcance para ser felices. No me refiero a mantener ciegamente una actitud de “no te preocupes por nada y sé feliz”, como afirman algunos. Debemos tomarnos en serio la tarea de hacer cada día lo que nos permite ser felices, y no andar haciendo tareas que no nos llevan a ningún lugar, excepto al cansancio físico y mental, y al hartazgo de una sociedad que todo el tiempo nos recuerda que no somos nada si no tenemos esto o lo otro, si no nos vestimos de cierta forma o si no vivimos de alguna manera, para los demás, dejando siempre para después ponernos a pensar en lo que verdaderamente queremos hacer con nuestra vida.

Frecuentemente imaginamos lo feliz que fuéramos si nuestros sueños se hicieran realidad.

¿Cuántas veces procedemos más allá de una simple manifestación de intención?, ¿Cuántas veces demostramos disposición de hacer lo necesario para alcanzar esos sueños?, ¿Alguna vez nos decidimos a actuar al respecto?, o mejor aún, ¿Alguna vez emprendemos acciones que nos acercarán a nuestros sueños?, y si lo hacemos, ¿Somos determinados en nuestro proceder? Puede parecer sencillo, y lo es, pero sus respuestas a las anteriores preguntas son indicadores de la probabilidad de éxito.

Entre la estación de salida y la de llegada hay varias estaciones intermedias. Cada una nos acerca a la final. Escuché decir que el éxito es la suma de pequeños esfuerzos que se repiten día tras día. El que lo decía tenía razón. Nada grande se crea de repente. Lo que te toca vivir hoy es una etapa para alcanzar el éxito y debes planear como superarla.

Los sueños tienden a ser ambiguos, las metas generalmente son claras, mientras más claras nuestras metas, mayor es nuestra probabilidad de éxito.

Aprendamos el hábito de una actitud positiva para alcanzar las metas que nos proponemos. Una actitud positiva mejora tu autoestima y tus comportamientos para lograr el éxito en todo lo que te propongas.

Si estamos viviendo una tormenta, seguramente se reflejerá en nuestro mundo exterior. De la misma manera que cuando todo es felicidad, nos está diciendo la felicidad que habita dentro de nosotros.

Cualquier reto que se interponga en tu camino, te permitirá enfocarte en el futuro y no en el pasado. No puedes cambiar el pasado, así que enfócate en lo que quieres lograr y en cómo puedes llegar a ello desde donde te encuentras ahora. Concéntrate en una visión de tu futuro. Ese debe ser tu propósito para ser feliz, recuerda que no hay nada más importante en esta vida que ser feliz. La felicidad es nuestro deber y nuestro derecho.



fuente:hoy.com.do

1 comentario:

solanyi dijo...

en ete tiempo es mur difisi ser feliz porque asta la felicidad cuesta mucho sacrificio yo no es aprendido, parace feliz cuenta muchas cosa,jemplo alque comprenderce,repetar los dema,amarce mutuamente, yo quiero ser feliz algun stg