martes, 15 de marzo de 2011

LA BIOTECNOLOGIA Y SUS IMPACTOS EN EL DESARROLLO AGRICOLA.

Los nuevos desafíos de la biotecnología
10/09/2007




--------------------------------------------------------------------------------

Más |
--------------------------------------------------------------------------------


Robert Fraley es considerado como un de los padres fundadores de la biotecnología agropecuaria e integra la firma mundial Monsanto, cuya casa matriz se encuentra en la ciudad de Saint Louis, Missouri y que emplea a más de 17 mil personas. En nuestro país, la empresa está desde 1956 y cuenta con unos mil empleados.

Fraley protagonizó el desarrollo de la biotecnología agrícola desde sus inicios, contribuyendo al desarrollo agrícola. Por sus aportes y trayectoria ha recibido numerosos premios, entre ellos la Medalla Nacional de Tecnología entregada por el presidente Bill Clinton en 1999, el Premio Nacional por la Excelencia Agrícola en Ciencias, el premio Kenneth A. Spencer por Logros Destacados en Química Agrícola y de Alimentos, y el premio al Hombre del Año de la revista "Progressive Farming".

Entre los temas de investigación puntuales que desarrolla se encuentran la degradación del suelo, la demanda de alimentos, forrajes y combustibles, insuficiencia de agua dulce, zona cultivable limitada, mejor nutrición y mejor salud, entre otros.

Frente a estos temas, la biotecnología se presenta como la gran solución y Monsanto es pionera en estas investigaciones, invirtiendo en biotecnología desde hace 30 años, pasando de tener 30 empleados a 3000 personas que trabajan hoy en mejoramiento, fito- mejoramiento y descubrimiento de genes.

Con el objetivo de desarrollar métodos para aplicar nueva tecnología a la agricultura, el primer producto biogenético que se obtuvo fue una planta de petuña, luego fue el turno de los tomates. Años más tarde, aplicaron esos genes a plantas de maíz y soja obteniendo la resistencia al Roundoup y comenzando el desarrollo de tecnologías RR.

"En poco más de diez años de biotecnología se han sembrado más de 405 millones de hectáreas en el mundo, obteniendo beneficios económicos y ambientales comprobados y solidez en seguridad", sostuvo Fraley.

Entre las ventajas que presenta la biotecnología, el especialista destacó que aumentan los rindes, disminuyendo la aplicación de herbicidas y pesticidas. "El futuro siempre es difícil, estamos hoy parados en el principio de este ciclo de conocimiento. El mejoramiento y la biotecnología ofrecen vías paralelas de investigación y desarrollo para los productores", agregó.

Fraley explicó las etapas del proceso de trabajo: se parte de genoplasma, se aíslan determinados genes, se integran a una planta que se transforma en transgénica, se testean los resultados en plantas modelos y después de un largo período de demostraciones y evaluación, se comercializan los productos a los nuevos productores.

En término de mejoramiento genético, Fraley sostuvo que un pool genético más diverso aumenta la profundidad y la potencialidad (extensión) del genoplasma. Asimismo, destacó el importante rol de las tecnologías que permiten una mejor automatización, como en el caso de robots diseñados para el análisis de gran cantidad de semillas o aparatos que permiten hacer resonancia magnética para el análisis composicional.

Además de las tecnologías RR, la firma desarrolló maíces con genes que controlan orugas y gusanos (Yieldgard VT Pro, Yieldgard Rootworm).

Posibilidades infinitas

Actualmente, con el objetivo de superar el problema de la escasez de agua para el manejo de los cultivos, la firma persigue la obtención de maíces resistentes a la sequía, realizando estudios en plantas de Arabidopsis. En este plano, la empresa lleva tres años en ensayos en genes resistentes a la sequía y prevé colocar los nuevos productos en el mercado para el fin de esta década. Fraley también comentó que los ensayos para producir una mayor eficacia en el uso del agua, se están realizando en soja y algodón.

Otro importante estudio aisló un gen que eficientiza el uso del nitrógeno, permitiendo a la planta de maíz que lo asimile, aumentando su biomasa. Con respecto a uno de los cultivos más importantes a nivel mundial, han identificado genes de la roya en la soja, desarrollando un nuevo producto, que en comparación con la soja RR, espera producir un mayor rendimiento. Por otra parte, una combinación entre la soja RR y la Dicamba se podrá usar, permitiendo un control de malezas a largo plazo. Además, han aislado un gen que aumenta el rinde de la soja, aumentando la fotosíntesis de la planta, teniendo este estudio tres años de ensayo.

Por otra parte, la empresa está trabajando en el mejoramiento de alimentos para optimizar la salud -como en el caso de un aceite de soja que reduce o elimina las grasas- y está desarrollando investigaciones sobre los biocombustibles, como por ejemplo, la producción de etanol en maíz.

"Estas posibilidades, impensadas en décadas anteriores, se materializan hoy permitiendo hablar de genes que van a cambiar, no sólo la agricultura, sino la historia. Estamos entrando en una nueva era, en la que la biotecnología tendrá un rol principal. Hemos pasado de la semilla de soja al galón de biodiesel. Estamos en las puertas de la revolución genética que generará nuevas oportunidades mundiales. El paradigma hacia el futuro, ya ha sido cambiado por los resultados", sostuvo Fraley.

Fuente: prensa UNR



--------------------------------------------------------------------------------

Fuente: prensa UNR